La importancia del tiro del cigarro en la fumada

Tiro de los cigarros

Go to English

El tiro es el esfuerzo que hacemos para fumar un cigarro. “No debe ser ni muy alto ni muy bajo”, explica el gerente de Control de Calidad de La Aurora, Willman Hernández. Esto es, que no cueste en exceso aspirar el humo para detectar los sabores ni que nos llegue gran cantidad de aire con facilidad al dar una calada. Y es que lo primero que se busca en un cigarro es que sea fumable. “Los fumadores suelen decir que un cigarro que no tira, es un cigarro malo”, señala Hernández.

Si el tiro del bonche está muy forzado, puede dificultar que la quemada y el encendido sean perfectos. Es decir, a la hora de prenderlo, como fluye poco aire, la combustión no es buena; o el cigarro se quema de lado o incluso no quema, de forma que el cigarro empieza a apagarse. Como consecuencia, al no haber humo, el fumador no tiene nada que apreciar del producto.

De la misma forma, un tiro muy bajo puede afectar a la combustión del cigarro, con consecuencias también negativas. Según detalla el gerente de Calidad de La Aurora, “cuando está muy suave, a veces entra mucho calor a la boca y es muy desagradable en la fumada”.

La proporción adecuada de tabacos es la clave

Controles de calidad del tiro

Por consiguiente, solo una liga que tenga la proporción adecuada permitirá la entrega de sabores y aromas bajo una determinada fortaleza. “Las diferencias de todo ello son apreciables. El exceso de calor en algunas personas produce acidez”, insiste Willman Hernández.

Entonces, ambos extremos un tiro alto o bajo del cigarro– pueden afectar e, incluso, perjudicar la fumada. Por ello, en La Aurora se realizan diariamente controles de calidad del tiro de los cigarros. ¿En qué consisten estas pruebas para asegurar que el tiro de nuestros cigarros sea el definido?

Controles diarios de peso y tiro del cigarro

Al finalizar la jornada de los empuñeros, se comprueba el tiro de los cigarros hechos por todos ellos. El personal de control de calidad toma muestras de los cigarros producidos por cada tabaquero. De esta forma, evalúa los cigarros de cada tabaquero por día.

En concreto, se pesan los cigarros, porque, dependiendo del tipo de cigarro (tamaño y forma), ha de tener un peso específico. De esta forma, se evalúa si se está empleando la cantidad de tabaco adecuada para cada puro. Posteriormente, se analiza el tiro con una máquina que lo mide en pulgadas de agua, según explica David Rodríguez, uno de los encargados de esta importante tarea de evaluación del tiro de los puros.

Entonces, si los cigarros superan el límite superior en las pulgadas de agua especificadas, se desechan. Se considera que hay que hacer mucho esfuerzo para fumar los cigarros que están por encima de ese valor. Es decir, el fumador tiene que hacer mucha fuerza para adquirir humo a través de la calada.

La realidad es que el producto que fabricamos es humo. Es decir, el objetivo es producir la cantidad y con la calidad para que entreguen las mejores percepciones de sabor, aromas y fortalezas.

4 comentarios de “La importancia del tiro del cigarro en la fumada

  1. Agustín Maggio dice:

    Excelente artículo. Gracias por compartir información sobre el arte de fumar puros. Me encantaría alguna vez en mí vida ir a conocer su fábrica y ver el proceso de elaboración en vivo. Saludos desde Argentina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *